La ciudad proyecta aumentar el 200% por ambulancias y bomberos al condado